dijous, 14 d’abril de 2011

Técnicas de fractura natural y el "coronet cut" por Neville Fay

Las técnicas de fractura natural involucran métodos de poda usados para imitar la forma en que desgarros y roturas ocurren de manera natural en troncos y ramas. Un corte de corona es un tipo de técnica de fractura natural que intenta imitar finales dentados particularmente vistos de manera característica en ramas rotas después de tormentas o fallos estáticos en ramas.

A los ojos de arboristas medioambientalistas, cortes de motosierra dan como resultado una superficie plana (superficies así no se pueden encontrar en la naturaleza) y aparte del asunto imitar las formas naturales. Hay mayores consideraciones ecológicas que han aprobado el desarrollo de los métodos de poda de fractura natural.

La rotura de ramas por debilidad mecánica o daños por tormenta da como resultado un orden de efectos en los tejidos de la madera en los finales de ramas y troncos, incluyendo separación de fibras (a lo largo de las fibras)y astillando en varios planos ( de manera lineal, radial y circular). Este acontecimiento crea microhabitats que son colonizados por microorganismos, y especies con éxito.


Entre los arboristas medioambientalitas hay un creciente interés en la interacción entre especies que colonizan los árboles y una posible relación de co-evolución. La interacción entre árboles y las especies que viven en ellos se han desarrollado a través de largos periodos de tiempo, y como algunos árboles tienen varios centenares de años las especulaciones se amplían a la relación entre la longevidad de los árboles y la continuidad de los organismos vivientes dentro de los árboles y estos que viven en el suelo y están asociados con la rizoesfera. En las décadas recientes han habido prejuicios en la arboricultura por la presencia de madera muerta. Esto está siendo revisado ahora y se está creando una nueva tendencia para valorar la biodiversidad y promover prácticas de arboricultura que mantengan y aun más; creen variaciones en las cavidades de madera muerta. Está reconocido que es importante para documentar las características de los árboles ancianos identificar los valores de la biodiversidad. Tales características incluyen, tocones, nudos, desgarros, cicatrices, trozos de madera muerta, cavidades, la extensión y profundidad de las podredumbres así como la variedad de organismos colonizadores.

Tempranos intentos de reproducir lo que era observado en la naturaleza tuvo distintos resultados. Roy Finch(finch 1996) y Ted Green emprendieron un numero de pruebas en “ Windsor Great Park” a principio de los noventa. Roy llegó a recurrir al uso de explosivos para ver que tipo de fragmentos resultaban. Ahora en U.K. no se aboga por el uso de explosivos por obvios motivos de seguridad. Pero también porque los resultados de esta practica son incontrolables. Es interesante de todos modos hacer notar que en un reciente forum de árboles ancianos en Suecia, el ejercito Sueco había sido reclutado en una de las reservas naturales para intentar promover y recrear el tipo de habitat que favorecería una especie invertebrada en peligro de extinción (Osmoderma eremeta). Esto se llevo a cabo básicamente en el abedul y produjo interesantes destrozos.

Otro experimento que se llevó a cabo en Windsor, U.K involucró el corte con cabrestantes para producir cortes-desgarros. Esto tuvo éxito en cierta medida pero resulto impredecible calcular la fuerza que aplicar con el cabestrante y en algunos casos se levantó el sistema radicular antes que se rompiera la rama. Como resultado, esta práctica se ha parado casi en su totalidad y se considera que tiene un efecto dañino en el sistema radical.

En árboles que están programados para talar, la técnica del “Coronet cutting” es una alternativa para mantener el tronco como hábitat de madera muerta.


“CORONET CUTS”

“Coronet Cuts” y la gestión de la madera muerta

El “Coronet cut” es una técnica para reproducir el efecto de una fractura natural en el corte de los tocones finales. Esta se lleva a cabo como un tratamiento de poda a tocón o para reducir la rama a la forma natural de rotura. La forma del “Coronet Cut” esta diseñada para dar forma al final del tronco o rama para asemejar la fractura que podemos imaginar seguiría a una tormenta “ beaufort” de fuerza 9/10 donde el corte tiene que tener una apariencia de destrozo.

Los primeros trabajos llevados a cabo en “Ashtead Common National Nature Reserve Surrey” se adelantaron a las actuales aplicaciones de “Coronet cut” donde se probó primero por varias razones. Este trabajo fue guardado en la revista Enact magazine. (Adam Curtis, James Green and Bob Warnock. 2000) y fue iniciado como resultado de un fuego catastrófico, el cual quemo, daño o mató miles de árboles ancianos, afectando a una población de unos 2000 robles veteranos. La presencia de tantos árboles muertos en un área muy frecuentada por la gente inicialmente promovió la rápida retirada de estos por seguridad. Después de considerar la conservación de un hábitat con tanta madera muerta se decidió retener todos los árboles en pie que fuera posible. Llevando a cabo en varios grados reducciones de copa con la técnica de “Coronet cut” para llegar a un satisfactorio nivel de seguridad. Madera muerta por encima de 150 mm que se había identificado para retirar o reducir para prevenir la rotura se juzgó potencialmente viable para practicar la técnica del “Coronet cutting”.


Las pruebas se llevaron a cabo entre 1997 y 1999 para mantener tantos robles en pie como se pudiera aunque parecieran estatuas gigantes con reducida estructura de ramas. Con muchos de los árboles truncados se experimentó para promover el efecto de la rotura natural a través del diestro uso de la motosierra. Esto resultó en los primeros intentos de “Coronet cuting” y esta practica se llamo así debido a la semejanza,a una corona, del final de la rama. Es notable que este fue bien recibido por el público.

Alos troncos que se han mantenido se les ha llamado “Monolitos” (Alexander, green &Key 1993) y son identificados como esos árboles que normalmente se hubieran talado pero se han mantenido como troncos en una forma estable y reducida (a 4-6m de altura) como hábitat de madera muerta. Es necesario re-inspeccionar los monolitos para asegurar su estabilidad. Como con cualquier riesgo, en cualquier árbol.

Como un hábitat de madera muerta es un hábitat valioso, su retirada solo se considera cuando es un riesgo a la estabilidad del árbol o la seguridad pública. En tales casos, la retirada solo se aplica en el material que se considera inestable ó propenso a la rotura. Donde se propone la retirada de madera muerta esta se debe restringir a esos aspectos de la copa donde la rotura de madera muerta puede causar daños. Por otra parte, madera muerta debe ser mantenida dentro de unas estables proporciones.

Con el roble, ramas muertas aéreas endurecidas pueden ser a menudo mantenidas sin riesgo excesivo. Sin embargo donde el riego es presente este se debe controlar como cualquier parte del árbol. Como resultado de esto y dentro de unos normales usos en la administración del riesgo en madera muerta aérea, es ahora necesario valorarla para mantenerlas de una manera estable con un reducido brazo de palanca y reducido peso en la punta. Ahora las técnicas que involucran la administración de madera muerta se consideran una poda del medioambiente arbóreo.


“Coronet Cut” y la administración de la madera viva

Desde el trabajo en “Ashtead”, las practicas de el trabajo medioambientalista en árboles y otros implicados en la arboricultura medioambientalista han extendido esta teoría de la administración de la madera muerta en árboles vivos para promover los hábitats de madera muerta. Esta practica se llama “Veteranisation”. Los principios implicados en este termino se han explorado recientemente en un articulo “Recycling within arboreal systems” (Cowan 2003).

Las líneas generales para esta técnica son seleccionar tocones a mantener y cortar este a aprox 5 X diámetro de la rama. ( donde la rama es mayor de 150mm dm con la longitud de tocón estimada desde el punto de anclaje con la matriz de orden mayor).
Los tocones han de ser cortada con una apariencia de diadema (coronet lo llaman ellos) mediante el diestro uso de la motosierra. Cuando se realiza una reducción de este tipo hay que selecciones las ramas vivas. Cuando se aplica esta técnica, una proporción apropiada de ramas vivas (más de 15%) deben estar asociadas a miembros no cruciales de la estructura. Esto normalmente requiere en el corte lo máximo en profundidad que se pueda y con un ángulo muy agudo. Donde troncos grandes requieren grandes reducciones el corte final varia para promover un final dentado.


Poda de atrincheramiento
La poda de atrincheramiento es un termino acuñado porPaul Muir de “Treework Environmental Practice” para describir la técnica que ha sido desarrollada en el campo de la arboricultura medioambiental para imitar el proceso natural envejecimiento. Atrincheramiento de la copa se usa para describir la manera en el que la muerte periférica ocurre mientras el árbol redirecciona su energía y crecimiento a la formación de una zona verde consolidada en la zona inferior de la copa.
La poda de atrincheramiento se usa para alargar la viabilidad de un árbol, en ambos términos de vitalidad y estabilidad al mismo tiempo que mantenemos los hàbitats característicos asociados a la vejez. La poda de atrincheramiento es una técnica que puede ser usada para reducir la posibilidad, de que un árbol en estado de; madurez, madurez-tardía, o anciano, se colapse ó caiga a pedazos bajo su propio peso debido al excesivo peso en largas ó débilmente ancladas ramas. También es aplicable en árboles con incipiente reducción de la copa y que esta aparece debido a distancias de transporte de agua excesivas desde el sistema radical a la periferia de la rama. Esta técnica tiene un valor especial en la gestión de árboles antiguamente desmochados y árboles maduros que dan señales de atrincheramiento en la copa. Esta técnica da mejores resultados para obtener los árboles apropiados y mejores condiciones de crecimiento.
La práctica de la poda de atrincheramiento lleva a la reducción de la altura del árbol y el aumento del crecimiento de la copa durante un prolongado periodo de tiempo. Esto normalmente requiere por lo menos tres tratamientos más debido al re-crecimiento en los periodos intermedios. Este proceso esta enfocado promover una pronta estabilización de la copa y reducir el riesgo de un fallo traumático de la estructura a través de reducir el brazo de palanca y al mismo tiempo incrementar la penetración de la luz en el interior de la copa.

Este proceso también está enfocado a promover un rejuvenecimiento mas interno e inferior a través de reducir la dominancia apical, esto proporciona la idea de redireccionar la regulación del crecimiento hormonal ( resultando en un epicormico y reiterativo estimulación). Finalmente la poda de atrincheramiento creará una reducida copa por un largo periodo de tiempo.

Para árboles con moderada a alta vitalidad, la primera fase de la poda de atrincheramiento debería evitar cualquier reducción por más del 20%. Para árboles de baja vitalidad este primer paso es normalmente menor al 10%. En árboles donde su estabilidad esta comprometida los niveles de reducción deben ser lo suficiente como para reducir el brazo de palanca a niveles aceptables.

Este articulo esta traducido por Emilio Brujas. Espero podáis entender correctamente el texto, ya que traducir textos técnicos es complicado, para un amateur.

Cap comentari: